Sobrevivir en el entorno de Babel

El desarrollo software involucra equipos de proyecto y mantenimiento cada vez más complejos, con necesidades distintas y que trabajan simultáneamente bajo planificaciones más exigentes. Esta situación requiere una mayor concienciación en la gestión de los entornos de pruebas con el objetivo de conferir el nivel de calidad necesario al software cuando es desplegado en un entorno de producción/cliente.

Todo desarrollador y/o tester ha mencionado alguna vez: “Esto no sucede en mi equipo”. Posiblemente esto sucede porque cada uno de ellos está en un punto de vista distinto, o mejor dicho, en un entorno distintos. Fácilmente, se olvida la importancia de disponer de ambientes planificados, controlados, válidos y aislados. 

La gestión del entorno puede recaer en un perfil más o menos especializado  según el tamaño de la empresa donde se desarrolla el software. En grandes empresas se pueden dedicar recursos específicos, tanto humanos como materiales, en procedimientos y ejecución, pero qué ocurre cuando no se puede o no se quiere garantizar los recursos adecuados para desarrollar entornos de pruebas ideales, qué ocurre cuando la figura de gestor de entornos de pruebas recae en el propio equipo de pruebas, qué mínimos factores se debe cuidar antes de iniciar las pruebas (sistema, unitarias, etc).

Se describirá algunas prácticas de sentido común, muchas veces olvidadas, a tener en cuenta para mitigar el impacto que conlleva carecer de una buena gestión del entorno de pruebas y del entorno adecuado en el proceso de testeo.

 

Tipo: 
Ponencia
Fecha y Hora: 
Jueves, 14 Noviembre, 2013 -
12:40 a 13:05